domingo, 27 de agosto de 2017

Novena en honor de Ntra. Sra. de Covadonga 2017

NOVENA A LA SANTINA 2017

(Año Jubilar Mariano 2017-2018)




Todos los días a las 6 de la tarde en la Basílica de Covadonga

Día 30 de agosto: María, Madre del Creador
(Excmo. y Rvmo. D. Jesús Sanz Montes - Arzobispo de Oviedo)

Día 31 de agosto: María, Madre del Cristo
(D. Jorge Juan Fernández Sangrador - Vicario General)

Día 1 de Septiembre: María, Madre de la Iglesia
(D. Andrés Fuentes Calero - Vicario Judicial)

Día 2 de Septiembre: María, Madre de misericordia
(D. Antonio Vázquez Escobar - Vicario de Pastoral)

Día 3 de septiembre: María, Salud de los enfermos
(D.Jesús Emilio Menéndez Menéndez)

Día 4 de septiembre: María, Refugio de los pecadores
(D. José Julio Velasco Bolaño - Vicario de Oviedo-Centro)

Día 5 de septiembre: María, Consuelo de los afligidos
(D. Jaime Díaz Pieiga)

Día 6 de septiembre: María, Ideal de Santidad
(D. Sergio Martínez Mendaro - Rector del Seminario Metropolitano)

Día 7 de septiembre: María, Virgen fiel
(D. Adolfo Mariño - Abad de Covadonga y Vicario de Gijón-Oriente)


Día 8 de septiembre a las 12:00 h.
 Festividad de Nuestra Señora de Covadonga
Misa Solemne presidida por el Emmo. y Rvdmo. D. Ricardo Blázquez Pérez 
Cardenal Arzobispo de Valladolid y
 Presidente de la Conferencia Episcopal Española

viernes, 4 de agosto de 2017

Nuevo Abad en el Santuario de Covadonga

Covadonga tiene "una misión religiosa y no turística", dice el abad al tomar posesión. 
Artículo de Cristina Corte publicado el 4/8/2017 en el diario La Nueva España. 

"El Santuario tiene que estar abierto al resto de la Diócesis y al resto del mundo", pero tiene un trasfondo religioso y no turístico. Así lo señaló ayer el nuevo abad del Santuario de Covadonga, el avilesino Adolfo Mariño Gutiérrez, minutos antes de tomar posesión de su cargo en la basílica del Real Sitio. La ceremonia, oficiada a mediodía por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, fue sencilla (duró 17 minutos) por expreso deseo del nuevo abad que, según los que le conocen, huye de toda ostentación y parafernalia. 
El acto, en el que participaron 18 sacerdotes, fue seguido de cerca por más de medio millar de fieles y curiosos. "Mira, si es el arzobispo", se sorprendían algunos asistentes antes de tomar asiento para participar en la misa que tuvo lugar tras la toma de posesión de Mariño. En los primeros bancos de la basílica de Covadonga también se pudieron vislumbrar rostros de la política como el del alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro y la diputada del PP Marifé Gómez. La congregación de las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, que desde 2014 se ocupan de la Casa de Ejercicios del Santuario, también quiso arropar al nuevo abad, en un evento que sirvió para la toma de posesión como canónigo de Covadonga de Alejandro González Alonso "Jano", que además se ocupará de las parroquias de Amieva y Ponga como lo lleva haciendo desde el verano de 2014. "En estos momentos en que parece que la fe no es tan manifiesta Covadonga ha significado algo incluso para los no creyentes", celebró "Jano". 
El nuevo abad de Covadonga, que desde 2003 se ocupaba de la parroquia de San José de Gijón, toma el relevo de Juan José Tuñón Escalada (que ejerció casi una década) en un momento crucial para Covadonga: el del centenario de la coronación canónica de la Santina, que se celebrará entre el 8 de septiembre de 2017 y el 8 de septiembre de 2018. Algunos aspectos de la toma seguirán en manos de Tuñón, especialista en patrimonio e historia de la Iglesia de Asturias que supervisará la reestructuración del Museo de Covadonga y de la exposición temporal que allí tendrá lugar. Tuñón, que no acudió ayer a la ceremonia, ha sido designado como párroco de San Francisco de Asís (Oviedo). 
A poco más de un mes para la celebración de la fiesta de la Santina (el 8 de septiembre), Mariño reconoció que tiene por delante "una gran responsabilidad" y prometió trabajar duro. El abad, que nació en Avilés en 1953 y fue ordenado sacerdote en mayo de 1979, aclaró que su misión es "religiosa, no turística". 
No obstante desde su nombramiento los visitantes notan cierta relajación en las normas de protocolo en Covadonga. Un ejemplo: hasta ahora sólo algunas personalidades notables o equipos de fútbol como el Sporting o el Oviedo podían posar junto a la Virgen de Covadonga en la Cueva. Un cartel ubicado frente a la imagen de la Santina prohibía expresamente tomar fotografías a la gente de a pie, una medida que el nuevo abad ya manifestó en sus círculos más cercanos la intención de abolir.

sábado, 18 de enero de 2014

Orígenes del cristianismo en Cangas de Onís. Covadonga.

Para comenzar con la historia de la parroquia de Cangas de Onís debemos retrotraernos hasta nuestros orígenes, fundamentados en Covadonga y en la fe cristiana. Esa fe cristiana fue introducida por el sur de España a comienzos del siglo I de la mano de Santiago a quien se cita como primer evangelizador, aunque también es muy probable la presencia de San Pablo. De este modo, ya hacia el año 250 se pueden documentar diócesis con obispos en las cercanas provincias de León y Astorga. Es probable que desde allí viniesen misioneros hacia Asturias ya que los primeros testimonios cristianos que aparecen en nuestro concejo son lápidas o estelas funerarias encontradas en Coraín, Corao, Soto de Cangas o Gamonedo y que datan, según los historiadores y arqueólogos, de entre los siglos IV y V. Resulta sorprendente que estas localidades se encuentren tan cercanas a Cangas de Onís, pero más sorprendente es aún que en una de ellas aparezca la inscripción Dominica, porque el topónimo de Covadonga se dice que procede de la palabra latina Cova Domínica, es decir, Cueva de la Señora, la cual fue evolucionando hasta llegar a la expresión que conocemos hoy en día. La misma toponimia nos indicaba que el río que surge bajo la Santa Cueva era denominado como el río Diva, es decir, de la Diosa, por lo tanto es posible que ya existiera algún tipo de veneración precristiana. Otras piezas que corroboran esta posibilidad son algunos de los objetos litúrgicos de época visigoda hallados en la Mina del Milagro, situada en el limítrofe concejo de Onís, pero en la raya divisoria con el  nuestro.
La abundante bibliografía que existe sobre Covadonga no ha resuelto definitivamente los grandes interrogantes planteados en torno al hecho histórico, personajes que en él participaron y desarrollo posterior de estos eventos. Parece que hoy nadie duda de la existencia de una realidad auténtica: Covadonga aparece siempre como lugar donde comienza a decaer la invasión musulmana y es donde nace Asturias como reino. Aquí hubo sin duda alguna unos sucesos que, llámense batalla, escaramuza o alzamiento fueron el origen de nuestra historia, de la historia de España y en buena medida de la Europa Cristiana, y en ese origen siempre aparecen don Pelayo y la Santina. Otras preguntas son de muy difícil precisión. ¿Existía ya culto en Covadonga antes de la llegada de Pelayo? ¿Realmente hubo una gran batalla, como nos comentan las crónicas cristianas bajo el mando de Pelayo contra los musulmanes o sólo fue una escaramuza de apenas un puñado de hombres, como nos cuentan las crónicas árabes? Distintas han sido las repuestas dadas por los historiadores a estas interrogantes a lo largo de la historia. ¿Hubo intervención divina? ¿Actuó Pelayo movido por el deseo de defender la fe de los suyos ante el invasor musulmán o defendía simplemente sus posesiones amenazadas? Entre historia, religión, tradición o leyenda, Covadonga ha ocupado y ocupa el corazón de todos los asturianos y de millones de personas que ven aquí nuestras primeras raíces y el origen de nuestra fe.
No existe ningún documento que nos dé constancia de los comienzos de la veneración a la Virgen en la Santa Cueva, sino que  hay que buscarlos en la tradición, y ésta se refiere a que, anteriormente a la llegada de Pelayo, a comienzos del siglo VIII, ya era venerada una imagen de la Virgen por un ermitaño. En esas mismas fechas tropas islámicas invaden el sur de la península y en pocos años van conquistando aquel terreno por el que pasan hasta llegar al Norte. En Covadonga Pelayo, junto con un grupo de asturianos y de cántabros, se sublevó contra ellos, refugiándose en la Santa Cueva y pidiéndole intercesión a la Virgen.
Tampoco se sabe nada acerca del lugar de nacimiento de Pelayo. Mientras que unos lo sitúan en Toledo,  en Tuy (Galicia), o en Cantabria, otros, sin embargo, los que somos asturianos, decimos que era un guerrero astur. Lo que sí se sabe es que era hijo del duque Fáfila, que luchó como espatario al lado de don Rodrigo en la Batalla de Guadalete (año 711) y que, con un pequeño grupo de tropas vencidas, llegó a Covadonga para refugiarse. Aquí incitó a la población a manifestarse contra el dominio musulmán y, refugiándose en la Cueva, imploró la protección divina.
Las tropas cristianas lo eligieron como el hombre que los había de liderar, y así lo proclaman en el año 718, fecha que se toma como inicio de La Reconquista, pero no es hasta el año 722 cuando tiene lugar la Batalla de Covadonga, en la cual las tropas cristianas se proclaman vencedoras. Tras la batalla, Pelayo fue aclamado rey o líder de los asturianos y durante 57 años estableció la capital del Reino en Cangas de Onís. Juró sobre una cruz de madera de roble, que posteriormente fue recubierta de oro y piedras preciosas. Es la llamada Cruz de la Victoria, actualmente en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo y una de las piezas de orfebrería alto medieval más importante que se conocen en Europa. En numerosas pinturas prerrománicas asturianas aparece representada esta cruz con las letras del alfabeto griego alfa y omega, es decir, principio y fin, como Dios es principio y fin de todas las cosas.
A su muerte, en el año 737, fue enterrado en la que hoy conocemos como iglesia de Santa Eulalia de Abamia, aunque posteriormente sus restos se trasladaron a la Santa Cueva en tiempos de Alfonso X “El Sabio”, ya en siglo XIII. En realidad pudiera ser que sólo se llevara algún resto porque, según comenta el Conde de la Vega del Sella en su obra El dolmen de la Capilla de Santa Cruz, según versión oída a un testigo presencial, en la visita que hizo el Rey Alfonso XII al Santuario de Covadonga, fueron examinados los sepulcros que allí se encuentran, no hallándose en el de Pelayo más que un fémur de grandes dimensiones y una chapa delgada de plata en forma de doble cinto”.
Su hijo Favila es quien le sucede en el trono. Bajo su corto mandato, que apenas dura dos años (737-739), como es sabido a causa de las feroces garras de un oso en la cercana localidad de Llueves, casi no existen hechos que resaltar, excepto la construcción de la capilla de la Santa Cruz, que fue edificada sobre un dolmen pagano para venerar la tosca cruz de roble que su padre había enarbolado como símbolo del cristianismo en la batalla de Covadonga.
Esta es la primera capilla edificada en nuestro concejo, puesto que la de Covadonga es posterior. Fue levantada en el año 740 por el rey Alfonso I, quien estaba casado con Hermesinda, hermana de Favila e hija de Pelayo. Seis años más tarde (746), y según la tradición, es el mismo Alfonso I quien funda el monasterio de San Pedro de Villanueva, regido por monjes de San Benito hasta la desamortización de 1835. Esta orden benedictina es la que se cree como la primera orden que rige el Santuario de Covadonga y la iglesia de Cangas de Onís.

La época de la monarquía asturiana marcará a partir de entonces el devenir del cristianismo. Durante el reinado de Alfonso I llegó a Liébana el Lignum Crucis. Bajo el reinado de Silo, Beato de Liébana defiende la ortodoxia y la hace triunfar con la ayuda del Papa y de Carlomagno frente al adopcionismo, que intentaba degradar la divinidad de Cristo. Bajo el mandato de Alfonso II, se descubre el sepulcro de Santiago y éste es el primero en peregrinar, iniciando así el hoy denominado Camino de Santiago. También llegó a Oviedo el Arca Santa junto con el Santo Sudario, que fueron y son objeto de numerosas peregrinaciones. Ante estos hechos tan transcendentes podríamos hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuántas regiones de Europa han hecho una aportación similar a la historia del catolicismo?.
Javier Remis Fernández
(Primer capítulo del Libro Cangas de Onís, historia de una parroquia)

sábado, 6 de abril de 2013

COVADONGA, Música desde los más alto.

El real sitio, sede de la presentación de un CD con piezas grabadas con el órgano mayor, con el que se pretende proyectar la imagen del santuario fuera de Asturias.

No había escenario mejor. El imperial sonido del órgano mayor ubicado en lo alto de la basílica de Covadonga actuó ayer de improvisado expositor para dar a conocer una obra musical que ayer vio la luz por primera vez en forma de CD. El organista Heinrich Walther, protagonista del disco, fue el perfecto maestro de ceremonias. Nada mejor que una demostración de su sapiencia musical para poner los dientes largos a los numerosos amantes de la música de órgano que ayer se dieron cita en el Real Sitio.
El CD presentado ayer en la Casa Capitular de Covadonga muestra una deliciosa combinación de piezas para órgano de Mozart, Brahms, Liszt y Bach, interpretadas por Walther en el órgano mayor de la basílica de Covadonga y en el órgano de la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery de Avilés. Ambos instrumentos han sido creados por los talleres del maestro organero Federico Acitores. La edición del CD que se pondrá a la venta para su distribución en España y Europa, ha sido producida por la discográfica alemana «Organum Classics», especializada en la edición y difusión de música de órgano.
El compacto podrá ser adquirido también en las tiendas del Real sitio con el objetivo de poner a disposición de peregrinos y visitantes la calidad musical de un instrumento que a diario acompaña las celebraciones litúrgicas de la basílica de Covadonga. El abad de Covadonga, Juan José Tuñón Escalada, destacó durante la presentación que «con la colaboración de unos pocos pueden salir grandes cosas». Uno de los objetivos de este disco es según el abad proyectar la imagen de Covadonga y de Avilés fuera de Asturias, así como transmitir la espiritualidad que emana del Real Sitio.
Tuñón Escalada destacó la apuesta por la potenciación musical a través de las diferentes actividades llevadas a cabo por la Escolanía o de los cursos de verano organizados para jóvenes músicos, proyectos estos que forman parte del ámbito pastoral del Santuario de Covadonga en su vertiente cultural.
Heinrich Walther profesor en el Conservatorio Superior de Friburgo y los Conservatorios Superiores de Música Sacra de Heidelberg y Rottemburgo del Néckar, además de organista titular de la iglesia de Saint-Matthieu de Colmar (Francia), aseguró poco antes de interpretar algunas de las piezas incluidas en el CD que para él ha sido «un placer grabar este disco con estos instrumentos».
Publicado por Emilio G. Cea
La Nueva España, 6 de abril de 2013

domingo, 3 de marzo de 2013

Donaciones del Concejo de Onís a la Virgen de Covadonga.

En 1918 tuvo lugar la Coronación canónica de la Virgen de Covadonga. Ese mismo año, en toda Asturias se formaron Juntas Diocesanas para recaudar fondos a modo de ofrendas o donativos con el fin de sufragar los gastos de los actos previstos, así como realizar una corona para la Virgen. Lo recaudado en la Parroquia de Santa Eulalia de Onís, según nos cuenta el periódico El Candil del Hogar, sumó un total de cuatrocientas cincuenta pesetas con cuarenta y cinco céntimos, cifra nada desdeñable para un concejo tan pequeño y para la fecha en la que se llevó a cabo.
Estos donativos se reflejan en la Revista Covadonga de fecha 6 de marzo de 1918. En ésta aparecen los nombres de vecinos de Benia, Talavero, Sirviella, Villar y otros pueblos. Seguro que muchos vecinos del concejo de Onís hoy todavía reconocen a personas y familiares que aparecen en esta lista.
 
 Los donativos fueron los siguientes:
     Nombres                                    Donativo
José Muñiz                              50 Ctmos.
Inocencio Niembro                25 Ctmos.
Policarpo Díaz Caneja           50 Ctmos.
Enrique del Cueto                  10 Ctmos.
Luisa del Collado                   50 Ctmos.
Elvira Traviesa                       10 Ctmos.
Carmen Martínez                         1 Ptas.
Florentina Álvarez                 25 Ctmos.
Ramón Remis                         25 Ctmos.
Antonia Sánchez                    25 Ctmos.
José Cayarga                           10 Ctmos.
María Cayarga                        10 Ctmos.
Celestina Álvarez                   25 Ctmos.
Perico González                     15 Ctmos.
Natividad Amieva                 25 Ctmos.
Concha Noriega Labra                5 Ptas.
Agustina Niembro                 50 Ctmos.
Balbino Remis                        25 Ctmos.
Petra Riaño                             20 Ctmos.
Ana Piñán                                     5 Ptas.
Concepción del Coro             50 Ctmos.
Esperanza Teresa                         1 Ptas.
Victoria Suárez                       20 Ctmos.
Pepín Teresa                            2,50 Ptas.
Luisa Remis                             2,50 Ptas.
Alfonso Sierra                         50 Ctmos.
Vicente Iglesias                             1 Ptas.
María Huerta                          20 Ctmos.
Teresa Remis                          20 Ctmos.
Amalia Meré                           20 Ctmos.
Alejandro Tomás                   50 Ctmos.
Antonia Labra                        15 Ctmos.
Rufina García                                1 Ptas.
Visita Martínez                       50 Ctmos.
Laura Iglesias                         10 Ctmos.
Jacoba Huerta                         10 Ctmos.
Cándida Gavito                      25 Ctmos.
Eustaquia Quesada                10 Ctmos.
María Muñíz                             5 Ctmos.
Cándida Berdayes                  10 Ctmos.
Josefa Rodríguez                    10 Ctmos.
Agustina Sierra                      10 Ctmos.
Quintina Álvarez                   10 Ctmos.
María Díaz                              10 Ctmos.
María Díaz                              10 Ctmos.
Silvio del Collado                  10 Ctmos.
Roque Fernández                   10 Ctmos.
Prudencia Remis                    10 Ctmos.
Amadora Suárez                    10 Ctmos.
Isabel Pérez                             50 Ctmos.
Félix Martínez                        50 Ctmos.
Antonio Merino                     10 Ctmos.
Fernando Alonso                         2 Ptas.
Amalia Pellico                        10 Ctmos.
Isabel Remis                            10 Ctmos.
Josefa Álvarez                        50 Ctmos.
Antonia Álvarez                           1 Ptas.
Ginés Priede                           50 Ctmos.
Faustina Noriega                   50 Ctmos.
Consuelo Suárez                      5 Ctmos.
Luisa Noriega                           100 Ptas.
Filomena Gómez-Pellico
de Iravedra                                100 Ptas.
Carmen Posada                            5 Ptas.
Teresa Ibusurrinsaga                   5 Ptas.
María Bustillo                               1 Ptas.
Virginia Zapín                              1 Ptas.
Carmen Noriega                           5 Ptas.
Consuelo Noriega                        5 Ptas.
Concha Noriega                           3 Ptas.
Emilia Fiquet de Noriega            3 Ptas.
Concha González                         5 Ptas.
Manolina González                      2 Ptas.
Samuel Casado                             1 Ptas.
Robustiano Villoria                      5 Ptas.
Francisco Peláez                           5 Ptas.
Soledad Peláez                             1 Ptas.
Ramona Peláez                             1 Ptas.
Josefa Peláez                                 1 Ptas.
Lolina Solaurre                       50 Ctmos.
María Solaurre                        50 Ctmos.
Milagros Cosío                             5 Ptas.
Benito Inclán                                 5 Ptas.
Eugenia Arango                           5 Ptas.
Ángel Niembro                            1 Ptas.
Celestina Martínez                       5 Ptas.
Francisco Díaz                        10 Ctmos.
José María Díaz                      10 Ctmos.
Joaquina Fernández               10 Ctmos.
Manuela Amieva                   25 Ctmos.
Miguel Blanco                        25 Ctmos.
Ramón Remis García             25 Ctmos.
Pilar Velasco                                 1 Ptas.
Teodora Velasco                           1 Ptas.
Alberto Abascal                     2 5 Ctmos.
Miguel Noriega González          2 Ptas.
Visita Valle                              10 Ctmos.
Esperanza Marcos                        1 Ptas.
Los Cadenabas                             2 Ptas.
Conchita Carrillo                          1 Ptas.
Ramona Sotres                       10 Ctmos.
Petra Esperanza Huerta        20 Ctmos.
Ramona Remis Peláez           30 Ctmos.
María Llaca                             50 Ctmos.
Carmen Bustillo                     50 Ctmos.
Benita Iglesias                         25 Ctmos.
Enrique Noriega                           1 Ptas.
Florentina Niembro               50 Ctmos.
Adelaida Gutiérrez                50 Ctmos.
Ramona Pantiga                     20 Ctmos.
Mª Paz Gómez-Pellico                 5 Ptas.
Ramona Sotres                       10 Ctmos.
Matilde Sotres                        25 Ctmos.
Sinforiana Cosío                     30 Ctmos.
Higinia Blanco                        50 Ctmos.
Un católico                                    1 Ptas.
Pido perdón si en algunos nombres o apellidos aparecen errores. Los que he visto los he corregido. Al no conocer a muchas de las personas los nombres que fueron transcritos en la Revista Covadonga aparecen con erratas.

Sirva esta lista de homenaje a todos aquellos vecinos de Onís que coloboraron en los actos de Coronación de la Santina y que Dios los tenga en su gloria.


jueves, 28 de febrero de 2013

PERSONAS DE CANGAS DE ONÍS INCIARON Y FINALIZARON LA RECONQUISTA


CANGUESES EN GRANADA, (LOS GANAPANES)
NUEVO LIBRO DE JOSÉ MANUEL TRESPANDO
 
El pasado viernes 15 de febrero se presentó en la Casa de Cultura de Cangas de Onís el nuevo libro de José Manuel Trespando Corredera titulado “Cangueses en Granada, los Ganapanes” que surge como fruto de duros e intensos años de trabajo de investigación en numerosos archivos y bibliotecas de distintas localidades españolas.
Trespando, tras percatarse años atrás del numeroso número de personas fallecidas en la ciudad de Granada que eran originarios o naturales del concejo de Cangas de Onís comenzó una labor de investigación en archivos y bibliotecas para poder descifrar la conexión entre las ciudades que fueron origen y fin de la Reconquista.
Las investigaciones no tardaron en fructificar como nos dice José Luis Vega, Presidente de la Asociación Cultural Abamia, entidad patrocinadora de la edición junto con el Ayuntamiento de Cangas de Onís, en el prólogo donde cuenta que  “posteriores pesquisas afirmaron la sospecha, fruto de la cual es este singular estudio que hoy publicamos, el primer paso, quizá, de una más profunda investigación que nos permita decir que si en Covadonga los naturales de este concejo de Cangas de Onís comenzaron la recuperación para la fe cristiana del territorio hoy llamado España, también en Granada los hubo en la toma de la última de las posesiones musulmanas y por tanto en el punto final de la Reconquista”.
En la conquista de Granada participaron miles de hombres venidos de diversos lugares pero según Trespando comenta en su libro,  a tenor de las fuentes documentales una de las regiones que más peones aportó fue la de Asturias. Algunos de esos peones formaron después parte de los nuevos pobladores que originaron la expansión de la ciudad de Granada. Uno de los barrios que más proliferó fue el de Bibarambla  donde a comienzos del siglo XVI se construye la iglesia de Santa María Magdalena. Asturianos  fueron también los responsables de erigir sobre el solar de una de las mezquitas del barrio la primitiva iglesia bajo la advocación de Nuestra Señora y de San Roque. Pronto la iglesia se quedó pequeña y se le fueron agregando nuevas capillas laterales a lo largo de los siglos. Ya en 1789 Domingo Peláez y José Remis construyen una puerta lateral que finalizan diez años más tarde.
En esta iglesia de la Magdalena grupos de “asturianos” “montañeses”, “ganapanes, “palanquines” o “trabajadores de la plaza” (se refiere a las de Bibarrambla y de la Alhóndiga Zaida), según cita la documentación consultada por Trespando y siguiendo las tendencias de aquellos tiempos, fundaron Hermandades y Cofradías. Entre éstas se encuentra la Hermandad de Nuestra Señora y San Roque que ya en el siglo XVI evoluciona y pasa a denominarse Hermandad de Nuestra Señora y Ánimas del Purgatorio.
Pronto surgieron diferencias entre ésta última hermandad y otra de las presentes en la Magdalena, la denominada de Nuestra Señora de Candelaria. Iniciaron entonces un largo periodo de litigios que minaron enormemente las arcas de la hermandad consecuencia que, a su vez, supuso disputas internas dentro de la misma hasta llegar al punto de tener que disolverse a finales del siglo XVII. Un sector de la misma constituye la Cofradía de Ánimas, mientras el resto, “los montañeses” a fecha 24 de febrero de 1702 forman la Hermandad de Nuestra Señora de Covadonga. Fueron Domingo Fernández, Francisco García, Domingo de Mier, Cosme González, Pedro Corao, Juan de Otedo, Juan de la Huerta, Pedro Posada, Francisco Fernández y Cosme García quienes asentaron a los nuevos cofrades y quienes determinaron constituir la nueva hermandad en la sacristía de la misma iglesia de la Magdalena.
Rápidamente fueron adquiriendo bienes como “coronas de plata, cetros, mantos, candelabros, arañas y un sinfín de alhajas” necesarias para el culto dedicado a Nuestra Señora que aparecen reflejados en distintos inventarios del archivo parroquial. En estos se cita una imagen de Nuestra Señora de Covadonga con el niño en brazos, varios cuadros de “nuestra señora”, otros diez de los Apóstoles y “un lienço fino, con la imagen de la antigua de Covadonga con el santo Principe Dn Pelaio con marco dorado embutido en el retablo”.
Ya en 1810, tras entrar en vigor los decretos del gobierno de José Bonaparte relativos a la supresión de las órdenes religiosas y tras la fiscalización de las pinturas que se encuentran en la iglesia de la Magdalena, la Hermandad de Nuestra Señora entra en un  proceso de lenta desaparición que finaliza en 1820.
Si nos fijamos en los apellidos de muchas de las personas que constituyeron dicha hermandad a lo largo de su historia podemos observar que muchos de ellos están localizados en pueblos del concejo de Cangas de Onís como Intriago, Soto de la Ensertal, Llenín, San Martín de Grazanes, Beceña, Tárano, Gamonedo, Llano de Con o Mestas pueblo, éste último donde aparecen en los libros parroquiales una serie de defunciones en la ciudad de Granada.
En éste libro, José Manuel Trespando abre una interesante vía de investigación de una parte de nuestra historia hasta ahora por nadie explorada y que conecta con esos primeros sucesos acaecidos en Covadonga, origen de nuestra historia y origen de nuestro concejo.  

sábado, 25 de agosto de 2012

Novena en honor de Nuestra Señora de Covadonga 2012


Monseñor Renzo Fratini, nuncio apostólico en España, abrirá el próximo día 30 la novena a Nuestra Señora de Covadonga, que se desarrollará hasta el día 7 de septiembre, con el título «¡María, dichosa tú, que has creído!». La cercanía de los actos religiosos se nota ya en el santuario, donde ayer se desarrollaron varias obras para adecentar algunos rincones. La jornada de ayer fue, además, una de las más multitudinarias en Covadonga, donde se registraron colas para acceder a la santa cueva.
La novena, que dará comienzo a las seis de la tarde con la celebración de la santa misa en la basílica, para proceder posteriormente al rezo del rosario en procesión con la imagen de la Santina hasta la cueva, orienta su atención al «Año de la fe», que se inicia en octubre con ocasión del 50 .º aniversario de la apertura del concilio Vaticano II.
El viernes día 31, el arcipreste del Nalón, José Ángel Pravos Martín, se encargará de predicar la misa de la novena, bajo el título «Lo imposible se hace posible cuando Él nos anuncia su salvación». Le seguirán los arciprestes de Villaviciosa, Gaspar García Muñiz, el sábado 1 de septiembre; el de Siero, José Julio Velasco Rolaño, el día 3; el de Villaoril, Jesús Emilio Menéndez Menéndez, el día 4; el del Eo, Jorge Cabal Fernández, el día 5, y el de Llanes, Francisco Javier Panizo Calvo, el día 6 de septiembre.
El domingo 2 de septiembre oficiará la santa misa de la novena el arzobispo de Oviedo, monseñor Jesús Sanz Montes, que contará con la asistencia de los obispos de la provincia eclesiástica de Oviedo; en tanto el viernes 7 de septiembre, será el turno de predicación para al abad del real sitio, Juan José Tuñón Escalada, con el título «María y los apóstoles, la Iglesia que acoge al Espíritu», fecha ésta en la que, a las 22.00 horas, se celebrará la vigilia de oración con los jóvenes.
Como ya es tradición, la solemnidad de Nuestra Señora de Covadonga y Día de Asturias tendrá lugar el 8 de septiembre, a las doce del mediodía, con la eucaristía en la basílica del santuario presidida por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes. Además, este año ofrecen el ramu a la Santina las parroquias de Santa María, de Posada de Llanes; Santa Eulalia, de Ardisana; Santa María Magdalena, de Rales; San Pedro, de Vibaño; Nuestra Señora de Covadonga, de los Callejos; San Juan, de Caldueño, y Santa Eugenia, de Meré.               
Publicado por J.M. Carbajal
Diario La Nueva España, 24 agosto de 2012 
 

sábado, 4 de agosto de 2012

IV Ciclos de conciertos de órgano de Covadonga

Por cuarto año consecutivo, al acercarse la cita diocesana de la novena a la Santina, el Santuario de Covadonga se prepara para este acontecimiento con un ciclo de cuatro conciertos de órgano los días 5, 12, 19 y 29 de agosto.
Invitados por el Cabildo del Real Sitio participarán los organistas José María Martínez, director del Conservatorio de Avilés y organista de Santo Tomás de Cantorbery; Fernando Álvarez, organista del Santuario de Nuestra Señora de Covadonga, y Rubén Díez García, sacerdote, licenciado en la especialidad de órgano por el Pontificio Istituto di Musica Sacra en Roma. Mientras que el día 19, acompañados por el organista de la Basílica, lo harán Jaime Menéndez Corrales, organista litúrgico en Soto del Barco, y Víctor Urdialez Ruíz, antiguo escolano de Covadonga.
Los tres primeros conciertos serán a las cuatro y media de la tarde, en el órgano mayor de la basílica de Covadonga, mientras que el del miércoles 29, será a las siete de la tarde, en la Real Colegiata de San Fernando.

viernes, 27 de julio de 2012

El diario La Nueva España entrevista al Abad de Covadonga: "La principal preocupación en Covadonga es mantener viva la espiritualidad".

-Después de cuatro años como abad de Covadonga, ¿cuál es su balance?
-El balance es muy positivo porque es un lugar muy entrañable para los asturianos y de una gran proyección. Es una experiencia humana y sacerdotal que enriquece profundamente. Tiene su complejidad, no es una labor fácil, porque hay que tener en cuenta muchos aspectos y la sensibilidad con que todos miramos a Covadonga.
-¿Dónde encuentra la mayor complejidad?
-Uno debe de ser muy sensible a la pluralidad de matices, estar abierto a la idea que cada uno tiene. Covadonga es un lugar profundamente espiritual, pero también abierto a unos visitantes que no siempre son peregrinos. Es fundamental la actitud de diálogo y de acogida, que responde al espíritu de todo santuario, y más en este caso. Exige armonía de corazón y de espíritu y un conocimiento profundo de la honda significación de Covadonga.
-¿En qué consiste, exactamente, ser el abad de Covadonga?
-En velar por que el santuario mantenga su identidad y su lenguaje, inicial y fundamentalmente espiritual. Estar muy abierto a la realidad humana y eclesial que nos rodea; la gente viene con sus historias, vivencias y mentalidad. Coordinar el santuario, haciendo que sea un lugar, sobre todo, de acogida. Tenemos el santuario, la santa cueva, la escolanía, la acogida de peregrinos, etcétera. También mantener una estrecha colaboración con el Arzobispo y ser muy sensible a las necesidades que plantea el santuario, que van cambiando.
-¿Cómo ha evolucionado el número de visitantes?
-Ha crecido considerablemente. A lo largo del año supera los dos millones y medio de personas. Es una cifra muy significativa.
-¿Cómo es un día rutinario en su vida en el santuario?
-Alas 8:30 horas estamos en la Basílica para la oración de la mañana y la misa. Después desayunamos los sacerdotes juntos y programamos las tareas del día. Suelo celebrar la misa de la santa cueva y dedico la mañana a tareas y gestiones del santuario. Comemos en común, y por la tarde preparo alguna conferencia o publicación, hasta las 18:30 horas, cuando tenemos el rezo. Hasta la hora de la cena solemos atender tareas propias del santuario. Siempre es un programa abierto porque a Covadonga llega mucha gente y para mí es una prioridad el estar lo más disponible que pueda para atenderla.
-¿Qué significa Covadonga para los asturianos?
-Mucho. Venir a Covadonga nos ayuda a comprender el alma de Asturias, su historia, su espiritualidad y su sensibilidad. No sólo por la naturaleza o por la historia, sino también por cómo rezamos, cómo venimos. La religiosidad en otras zonas de España es más expresiva, aquí en Asturias los sentimientos son más contenidos, pero intensos. Estando aquí, uno se da cuenta de lo hondo, lo profundo que está metido en el alma de los asturianos.
-¿Y para usted?
-Soy asturiano, por lo que participo de ese sentimiento y de las emociones que sentimos en Covadonga. Como sacerdote, el santuario es parte muy importante de la vida de la Iglesia en Asturias. Como historiador, estar en un lugar con una historia tan definida con su identidad me produce una satisfacción enorme. En el plano pastoral, la riqueza humana del contacto con los peregrinos, con situaciones muy diversas, me enriquece enormemente. A Covadonga se viene con el corazón casi en la mano.
-¿Perciben aquí la situación económica y social que se vive en el país?
-Sí, percibimos la situación de crisis, que no sólo es económica, afecta a valores muy profundos. No sólo en el ámbito de los aspectos materiales o económicos, sino también porque vemos que la gente viene con bastante tristeza, con desesperanza, con mucha preocupación. Eso permite percibir que se viene a Covadonga buscando aliento, fortaleza, ánimo, esperanza.
-¿Cómo cree que conviven en Covadonga la dimensión espiritual y la turística?
-No son en absoluto excluyentes. Nosotros solemos hablar de visitantes. Pueden venir con motivación preferencialmente religiosa y la visita es una peregrinación. Llegan desde Asturias, de otroslugares de España o de fuera, muchos de Estados Unidos, México e Hispanoamérica. Luego, está el visitante que viene a conocer Asturias, que puede tener una vivencia religiosa aunque no haya venido con ese motivo, y hay una parte cuya prioridad es turística. Nuestra principal preocupación es manter viva la espiritualidad, un mensaje, una luz que creemos que también enriquece a quien puede venir solo por turismo.
-Han reforzado los lazos con la emigración asturiana, ¿cómo lo sienten afuera?
-Tienen una hondísima tradición en Covadonga y su visita es extraodrinaria, vienen familias enteras y arrastran a sus familiares de aquí. Estuve recientemente en Venenzuela y abrimos un cauce de comunicación; ahora estamos desarrollando un proyecto de restauración de la exedra de La Santina. Lo promueven y financian desde allí, buscando que haya un signo de esa devoción de la emigración asturiana hacia Covadonga.
-¿Qué otros elementos necesitan restauración en Covadonga?
-Hay muchas cosas que piden un mantenimiento, como la pavimentación de la explanada de la Basílica. Barajamos, además, una ampliación y reordenación del Museo y nos gustaría que hubiera una sala de exposiciones temporales, para que parte del patrimonio se pudiese dar a conocer un poco más. El santuario es un espacio tan abierto y de tal proyección que abre muchas posibilidades.
-En otoño comienzan la Novena del Año de la Fe.
-Sí, ha sido promovido por el Papa para toda la Iglesia Católica y, aunque empieza en octubre, en septiembre va a venir el Nuncio Apostólico en España. Será un momento extraordinario, intenso, vendrán personas de todas las parroquias y todos los grupos. Queremos que toda la renovación en las mejoras de la santa cueva, la exedra y demás componentes de tipo litúrgico y simbólico estén preparados para ese momento.
-Dos tiendas del santuario fueron objeto de robos hace algunas semanas, ¿cómo lo han vivido?
-Es una experiencia triste, dura, difícil y desagradable, que nos ha obligado a intensificar la seguridad en el santuario. Pero no nos impide seguir mimando, cuidando y poniendo ilusión en lo que Covadonga significa. Este es un lugar abierto en el sentido más amplio y positivo de la palabra, es un lugar de paz y tranquilidad.
Historiador y sacerdote
Juan José Tuñón nació en Pola de Lena en 1956, estudió en el Seminario de Oviedo y obtuvo la licenciatura en Geografía e Historia en la Universidad de la capital asturiana. Además, es licenciado y doctorado en Historia de la Iglesia por la Universidad Gregoriana de Roma y diplomado en Archivística, Paleografía y Diplomática en el Archivo Vaticano. Destaca su faceta como docente en el Seminario de Oviedoy su dilatada experiencia como párroco de Naveces, Santa María del Mar, Santiago del Monte y Bayas, todos ellos pueblos del concejo de Castrillón, donde estuvo 23 años. En 2008 fue nombrado Abad de Covadonga por el anterior arzobispo, Carlos Osoro. Pertenece a varias comisiones de patrimonio. Es miembro del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA) desde marzo y buen conocedor de la historia de Covadonga, sobre la cual ha realizado varios trabajos, como «Patronazgo real y vida capitular en Covadonga (s.XVIII)» e «Intervención episcopal y religiosidad popular en Covadonga (s.XVI-XIX)».
Publicado por Patricia Martínez
Diario la Nueva España 27/7/2012